Un numeroso grupo de jóvenes veganos ingresaron a la pista central de la Rural con carteles para denunciar el maltrato animal con la consigna “carne es muerte”. Casi de inmediato la respuesta que recibieron fue de una violencia brutal, un hombre intentó atropellarlos con un caballo mientras desde las tribunas proferían todo tipo de insulto alentando la represión al grito de “palos” para los manifestantes. La protesta estuvo a cargo de la agrupación internacional Direct Action Everywhere (DXE). Los jóvenes fueron expulsados a patadas, rebencazos y empujones. En posteriores declaraciones denunciaron que fueron amenazados con armas blancas. La Sociedad Rural emitió un comunicado señalando: “Hoy, un grupo de activistas irrumpió en la pista alterando el desarrollo del concurso que se venía realizando. Algunos participantes, que se prepararon durante un año para competir, reaccionaron para desalojarlos. La Sociedad Rural Argentina rechaza cualquier accionar violento”.