La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instaló Sala Situacional (SACROI) en Bolivia ya pudo identificar que este viernes, producto de la represión de fuerzas del ejército y policía local contra manifestantes que repudian el golpe de estado en ese país, hubo por lo menos 5 muertas y 22 heridas por balas.

Los enfrentamientos más graves han tenido lugar en el puente Huayllani, en la ciudad de Sacaba, cuando el ejército impidió que campesinos avanzaran y llegaran a la ciudad.

La CIDH también constató 3 periodistas agredidos en ejercicio de su profesión durante intensa represión a las protestas sociales. La organización expresó “su grave preocupación por las amenazas de expulsión de autoridades, agresiones y uso de gas por parte de la policía contra periodistas que cubren protestas”. En un comunicado la CIDH también advierte que “el uso indiscriminado de gas lacrimógeno por las fuerzas policiales y militares en Bolívia atentan gravemente a los estándares jurídicos internacionales. El Estado tiene el deber de respetar el derecho humano a la protesta pacífica”.