La Gobernadora María Eugenia Vidal reconoció en conferencia de prensa, ofrecida este miércoles en La Plata, que la situación social es lo suficientemente grave como para traspasar partidas presupuestarias que estaban destinadas a obras públicas para la ayuda alimentaria a los sectores empobrecidos de la provincia.

«La inflación ha tenido un impacto mayor a lo esperado, sobre todo en los alimentos», comenzó relatando Vidal flanqueada por el Ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Santiago López Medrano. La gobernadora explicó que en la actualidad hay 1.700.000 chicos que van a la escuela pública y tienen garantizado alimentos. Extendiéndose en la aplicación de la nueva ayuda económica para los sectores más vulnerables, explicó que habrá un aumento del 15% para los poseedores bancarizados de planes. Para poder efectuarlo trasladará 320 millones de pesos para quienes se encuentren encuadrados en los programas Copa de leche y Más vida que llega a 300 mil personas que se encuentran en extrema vulnerabilidad. También anunció que le entregará una tarjeta con 5 mil pesos a mil comedores barriales donde se alimentan 50 mil familias, e incremento a partir de agosto asignaciones para los integrantes bancarizados de estos planes, retroactivo a mayo y con un refuerzo de 700 pesos por única vez. Se estima que serán unas 600 mil personas las beneficiadas.