La Justicia Penal de Rosario, desde el juzgado a cargo de Nicolás Foppiani, solicitó se levante el secreto bancario, bursátil y fiscal relacionado al grupo Vicentín Saic y prohibió cualquier modificación de su composición accionaria. El magistrado dio curso al reclamo solicitado por el fiscal de la Unidad de Delitos Económicos Miguel Moreno, en la causa que se investiga por estafa a los dueños de la agroexportadora.

La situación que atraviesa Vicentin, cuyo directorio la declaró en cesación de pagos en diciembre último, está siendo investigada penalmente en tribunales de Rosario y en Federales porteños por cuantiosos créditos otorgados por la anterior administración del Banco Nación a la agroexportadora. En Comodoro Py el juez federal Julián Ercolini había impedido una medida similar, propuesta por el fiscal Gerardo Pollicita, a la asumida por Foppiani.

El próximo 15 de octubre está prevista una asamblea de accionistas para analizar el balance 2019 de la agroexportadora que arrastra una deuda de 1.400 millones de dólares. Integrantes del Directorio señalaron que en ese plenario se tratará la renuncia de los 11 miembros que componen la actual conducción de Vicentín y se formará un fideicomiso. El balance tendría que haber sido presentado la semana pasada ante el juzgado civil y comercial que lleva adelante el concurso y cuyo titular, el juez Fabian Lorenzini, está de licencia por estrés.