Con las obras ya finalizadas, según señalan desde el gobierno porteño, ya se están realizando las primeras pruebas de funcionamiento del Viaducto Mitre.

Los trenes recorrerán en altura un trayecto de 3,9 kilómetros que permitirá eliminar las barreras de las calles Blanco Encalada, Monroe, Mendoza, Olazábal y Juramento, y próximamente lo hará con las de las calles Olleros, La Pampa y Sucre en los barrios de Belgrano y Nuñez. A su vez, se abrirán cuatro nuevas calles: Roosevelt, Echeverría, Virrey del Pino y José Hernández. El Viaducto Mitre tiene dos estaciones elevadas: Belgrano C y Lisandro de la Torre y será habilitado en los próximos días.