Donde estuvo el ex albergue Warnes, demolido en 1991, el gobierno porteño proyecta un nuevo emprendimiento inmobiliario que se suma a los muchos otros que marchan a contramano de los movimientos vecinales que denuncian a estas propuestas como un atropello y empeoramiento de la calidad de vida de quienes viven actualmente en estas zonas.

En la sesión del último jueves la Legislatura aprobó en primera lectura (media sanción) regular la reurbanización del sector comprendido por la manzana delimitada por las avenidas De los Constituyentes, Warnes, Chorroarín y la calle Dr. Joaquín Zabala y la manzana delimitada por las avenidas Chorroarín, De los Constituyentes, y la calle Dr. Joaquín Zabala. En esta última encontramos el Parque Isla de la Paternal y algunas parcelas que lo bordean con frente a la calle Zabala y a la Av. De los Constituyentes. Con la presencia de vecinos que mostraban su descontento en las gradas del recinto parlamentario (foto) la diputada oficialista Victoria Roldán Méndez (Vamos Juntos) alentó la posibilidad de mejorar el proyecto original, «estamos debatiendo un proyecto que conlleva audiencia pública y que se puede seguir mejorando de cara a la segunda lectura para beneficio de todos los vecinos». En tanto, los diputados Javier Andrade (Unidad Ciudadana) y Sergio Abrevaya (GEN) cuestionaron la iniciativa. Andrade fue enfático al destacar sobre el proyecto que “no respetan las decisiones de la Junta Comunal 15, no escuchan a los ciudadanos, empeora la calidad de vida de los habitantes de toda la Ciudad.  En un espacio verde de la comuna 15, van a poner 11 torres de 20 metros de altura”. Abrevaya, por su lado, remarcó, « tenemos que modificar este proyecto, escuchar la audiencia que tendría que haber sido convocada antes, aprovechar la oportunidad para bajar la altura y buscar que se proteja a quienes viven en la Isla y no proteger al desarrollador inmobiliario». Todos los bloques opositores votaron en contra de este proyecto que solo contó con la aprobación de los 33 oficialistas.