Un informe de Unicef revela que un 42 por ciento de los niños, niñas y adolescentes viven bajo la línea de pobreza, se trata de 5,5 millones de personas en edad de desarrollo, en tanto un 8,6 por ciento vive en hogares que no alcanzan a cubrir la canasta básica de alimentos.

Son datos recopilados del 2018, lo que vale decir que atendiendo a la profundización de la crisis en los primeros meses del 2019 es lógico suponer que estas cifras se han incrementado. El pormenorizado informe del organismo internacional expresa que “Argentina enfrenta actualmente una situación económica compleja, tanto desde el punto de vista de los indicadores macroeconómicos como en relación a los indicadores sociales y las condiciones de vida de una parte importante de la población. En relación con el año anterior (2017), las principales problemáticas en las familias en situación de vulnerabilidad son el desempleo y la precarización del mercado trabajo, aunado a un déficit habitacional y una precipitada pérdida del poder adquisitivo”.  El informe completo se puede bajar en https://www.unicef.org/argentina/media/4776/file