La jueza de la Cámara Federal Ana María Figueroa realizó impactantes declaraciones este sábado al denunciar que durante el gobierno de Macri recibió presiones de un funcionario del ministerio de Justicia en torno a la causa sobre el memorándum con Irán. Refiriéndose a esos recientes años la jueza señaló “yo he sido víctima de grandes presiones” explicando que siempre las resistió como muchos colegas. Sin nombrarlo, en la nota que le realizaron en AM 750, la jueza referenció a una máxima autoridad del gabinete de justicia que timoneó Garavano durante los años de Cambiemos. “Les dije que el Poder Judicial era independiente y que no entraran más a mi despacho. A partir de ahí no lo hicieron más personalmente, a través del poder político, pero sí a través de títulos de diarios”, expresó la magistrada sobre lo que le había sucedido.

Pocos minutos después de esta entrevista radial quien le puso nombre y apellido a ese ex funcionario fue la actual vicepresidenta, Cristina Fernández. Lo hizo a través de tres mensajes lanzados desde su cuenta twitter. “Acabo de escuchar en AM750 a la jueza Ana María Figueroa de la Cámara Federal de Casación Penal, contando cómo fue presionada por Juan Bautista Mahíques, exconsejero de la Magistratura por el Ejecutivo en el gobierno de Mauricio Macri, en el marco de la causa memorándum de Irán”, expresó Cristina Fernández. Fue más lejos aún al preguntarse sobre el presente de Mahíques señalando: “¿Qué imagen…Qué pensamientos atravesarán la cabeza de Horacio Rodríguez Larreta enterándose que Juan Bautista Mahíques, a quien propuso y designó como Fiscal General del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, aprieta a jueces y juezas para obtener fallos a la carta?”.