La justicia se encamina a confirmar que teléfonos celulares de varios familiares desaparecidos con el submarino ARA San Juan han sido pinchados. En los tribunales federales de Caleta Olivia se desarrolla el juicio que busca determinar qué ocurrió con la nave desaparecida el 15 de noviembre de 2017.

Según detalla una nota del diario Ámbito Financiero existe un informe del Laboratorio de Seguridad en las Comunicaciones de la Universidad Tecnólogica Nacional (UTN) que confirmó que al menos el teléfono celular de la mujer de un tripulante del submarino se encuentra «intervenido» por una computadora especializada en interceptación. El periodista Mauro Federico señala que la información se la reveló la doctora Valeria Carreras, abogada de un grupo de familiares de los marinos desaparecidos, detallando que «se aguardan pericias en una docena de aparatos y líneas que han venido sufriendo sospechosas alteraciones en sus configuraciones».