El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en conferencia de prensa que brindó este viernes en el Centro de Coordinación Estratégica, ofreció detalles del helicóptero ploteado con la inscripción impresa del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, que fue secuestrado en un hangar de un aeródromo de la ciudad paraguaya de Areguá como resultado de una investigación judicial. La aeronave había sido contratada durante la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal por «más de 100 millones de pesos».

Berni explicó que el dueño de la firma a la que pertenece el helicóptero «es un empresario bastante cuestionado, que aparentemente ya tenía antecedentes de diferentes tipos», agregando «es cierto que ese helicóptero prestó servicios en la provincia de Buenos Aires, es cierto que por sus servicios se le pagaron a la empresa más de 100 millones de pesos».

Berni aclaró que «no es un helicóptero de la provincia de Buenos Aires», ni fue contratado por el actual Ministerio, ya que, aseguró, «cuando el gobernador (Axel) Kicillof se hizo cargo, la Gobernación tenía toda su flota destruida en tierra, ninguno de sus aparatos volaba porque claramente era más negocio contratar que tener sus propios aviones funcionando». El ministro describió que el helicóptero se trata de «un Robinson 44, de lo más precario que hay en el mercado. Es cierto que en esa empresa también volaba la Gobernadora», continuó.

Fuentes policiales paraguayas informaron que el procedimiento fue realizado ayer a la tarde por personal de la Dirección General de Investigación Criminal de la Policía de Paraguay en el Aeródromo Arrayan, en Areguá, capital del Departamento Central, ubicado unos 18 kilómetros al este de Asunción.