Este jueves la última sesión ordinaria del año, antes del recambio parlamentario, la legislatura porteña promete entregar una jornada tan extensa como polémica abordando, dentro de un amplio abanico de proyectos, el presupuesto de gastos y recursos para el ejercicio fiscal 2020. Aunque importante, el direccionamiento y manejo de los fondos de la ciudad no será lo más polémico que abordarán los legisladores. En la nutrida agenda parlamentaria de esta jornada surgen otros temas que inquietan a distintos sectores de la sociedad.

Los médicos residentes se movilizarán hasta el Palacio Ayerza. Quieren estar presentes en el momento que se formalice la marcha atrás con la ley de residencias médicas que fue aprobada siete días atrás. Una cuestión que bordea el papelón parlamentario del oficialismo. No se registra antecedentes de una ley sancionada (aún no promulgada) dada de baja a tan pocos días de haber sido votada. Muestra una grosera improvisación en el abordaje de un tema muy delicado. Los residentes y concurrentes médicos son quienes desarrollan la tarea más activa e intensa en los hospitales de la ciudad. Su actividad está paralizada por estos días como protesta por la sanción de una ley en la que no tuvieron la más mínima participación.

El denominado proyecto Cavia, por lo inconsulto con los sectores afectados, transita por un andarivel similar al de los médicos residentes. Se trata de arrasar con el predio que en Palermo tiene la Policía Montada desde 1941, en Cavia y Chonino y las avenidas Casares y Presidente Figueroa Alcorta. El nuevo negocio inmobiliario que impulsa Larreta para esta zona prevé desplegar una catarata de torres de 50 pisos, completando 250 mil metros cuadrados en una de la zonas mejor cotizada de la ciudad. Los Federales ya pusieron el grito en el cielo. Además de reivindicar el valor histórico y cultural que tiene para la institución, aseguran que ahí desarrollan tareas más de 2 mil efectivos. Para que no queden dudas de su posición la fuerza de seguridad federal emitió un comunicado en el que expresó su «disconformidad» con la posible mudanza  del Cuerpo de la Policía Montada a otro predio.

En la sesión ordinaria también se pondrán a votación proyectos sobre explotación de los bajos de autopistas Perito Moreno y Frondizi, y la liquidación de bienes que tiene la ciudad poniendo a la venta más de 60 propiedades sin fijar en forma fehaciente a donde irán los recursos que se obtienen. El proyecto solo hace referencia, en forma muy amplia y ambigua, a áreas de gobierno.