Después de pasar momentos muy tensos la comisión de diputados nacionales de nuestro país pudo ingresar a Bolivia como observadores de las elecciones presidenciales de este domingo.

La situación fue de una gravedad tal que mereció la intervención del presidente Alberto Fernández quien a través de un mensaje en redes sociales expresó: “Legisladores argentinos fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo. Es directa responsabilidad del gobierno de facto de @JeanineAnez preservar la integridad de la delegación argentina”.

El primer mandatario colocó ese mensaje retuiteando un twitter del diputado Leonardo Grosso quien daba cuenta de las zozobras que estaba pasando la delegación en el aeropuerto de La Paz donde había sido retenido ilegalmente otro integrante del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Federico Fagioli.