El legislador porteño, y ex Ministro de Trabajo, Carlos Tomada señaló que el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, estableciendo que un contrato de locación de servicios no representa un vínculo laboral, es un deterioro de la calidad del empleo.

“Esto despeja el camino para que la locación de servicios siga avanzando sobre la relación de trabajo”, resaltó Tomada ante un cronista de CP. “La situación de quienes facturan y son contratados es una especia de fuga de la protección que brinda el derecho del trabajo. Este fallo, si bien está limitado al ámbito de la salud, no impide pensar que se vaya extendiendo como una mancha de aceite a otras actividades y consolida a la locación de servicios como sustituyendo a la relación de trabajo”.

Esta semana, con la firma de los Jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Carlos Fernando Rosenkrantz, la Corte Suprema revocó un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que admitía el planteo “un contrato de locación de servicios no existe más en ningún ámbito del derecho” dando probada que la prestación de servicios establece un vínculo de carácter laboral. La causa se inició por el reclamo de un médico contra un hospital, entendiendo que su relación con el nosocomio era de carácter laboral. El Tribunal destacó que la mera prestación de servicios para una empresa no implica que la relación sea dependiente y remarcó la vigencia indiscutible de la figura de la locación de servicios en el derecho argentino.