La reunión del Presidente de este jueves con los infectólogos en Olivos fue intensa. Durante más de dos horas intercambiaron ideas, los científicos hicieron sugerencias y coincidieron en que la saturación de la gente por la cuarentena, más el irresponsable aliento contra el aislamiento de algunos dirigentes opositores, han dejado huellas.

Muy difícil volver atrás, solo queda por delante desarrollar comunicaciones que apunten a la responsabilidad de los ciudadanos. Algo que se hace también difícil en la medida que existan jefes comunales como Jorge Macri, que alienta las juntadas comunitarias en el vial costero. Miles de personas se apiñaron el último fin de semana en esa franja de diez cuadras frente al río, una irresponsabilidad del intendente de Vicente López. “No puede ser que mientras le pedimos a los abuelos no se junten con sus nietos, que los amigos no hagan juntadas, por otro lado los invitan a juntarse en el río”, arengó criteriosamente uno de los científicos escuchado atentamente por el Presidente. Fernández, más tarde, trasladaría ese ejemplo en la reunión que tuvo con Larreta y Kicillof con quienes analizó cómo será la continuidad de la cuarentena. El gobernador agregó que Macri no tenía autorización provincial para esa determinación. Larreta no lo criticó, pero aclaró que el Parque de los Niños, lindero al vial costero de Vicente López, estuvo cerrado ese fin de semana.

La reunión, que los voceros estimaban se extendería por no más de dos horas, se mantuvo por encima de lo esperado. Fueron tres, después que los mandatarios fueron notificados del nuevo récord de contagios de este jueves. Así y todo quedaron en mantener hasta el 17 de agosto las características de la fase de aislamiento que está en vigencia. Hubo acuerdo, se anunciará oficialmente este viernes al mediodía. Podría tener cambios si es que el informe matutino de la jornada trae números muy altos. Por la tarde, uno de los científicos aventuró que se vienen días con muchos más contagios. Un pesimismo que no fue acompañado por el resto. Las próximas jornadas dirán si tenía razón.