La situación del actual intendente de Tigre Julio Zamora ha quedado jaqueada por el acuerdo realizado por el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, apoyando la fórmula presidencial que encabeza Alberto Fernández.

Desde el palacio de la Avenida Cazón afirman que en el peronismo nadie de la cúpula le atiende el teléfono tras el acuerdo. Entre los ítems aceptados para la incorporación de Massa a este espacio es dejarle la posibilidad de jugar por la intendencia que supo comandar años atrás. Su esposa, Malena Galmarini, sería la candidata para lanzarla a la intendencia de Tigre. Zamora, que supo estar junto a Massa, nunca dejó de lado su participación con el peronismo bonaerense. Es por eso que varios referentes importantes del PJ de la provincia le están bridando apoyo en caso que decida ir a una primaria para competir con la esposa de Massa. Sus más íntimos colaboradores señalan que en 48 horas más tomará la determinación. Zamora ha construido fuertes lazos con intendentes peronistas, en especial de la primera sección electoral, que están dispuestos a no dejarlo solo. Un dato no menor es que en las elecciones de dos años atrás el Frente Renovador de Massa terminó tercero en Tigre.