La histórica empresa de transporte fluvial Cacciola dejó de funcionar tras un pedido de concurso preventivo presentado en marzo de este año. La caída en el número de pasajeros, el aumento de costos y la presión impositiva impulsaron el cierre. El cierre afecta a 50 familias. Cacciola cubría el servicio de transporte de pasajeros entre Tigre y la isla Martín García, y en el ámbito internacional cubría el servicio entre Tigre y Carmelo, en la República Oriental del Uruguay.

En un comunicado Cacciola argumentó sobre esta determinación que “no hemos sido ajenos a los avatares de la economía nacional, en la que una combinación de caída de la actividad, más altas tasas de interés y la devaluación de nuestra moneda han influido de modo tal en los costos de la operación de la compañía se ha tornado insustentable la continuidad de la operación”.