Este lunes los tribunales de justicia retoman la actividad tras el receso de enero. Se esperan algunas resoluciones en causas políticamente muy sensibles, que involucran tanto a funcionarios de la última administración nacional como a sus aliados directos en el Poder Judicial.

La Cámara Federal de Casación Penal debe definir donde continúan las causas por escuchas ilegales que involucran a los ex titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y también debe revisar el procesamiento que pesa sobre el fiscal Carlos Stornelli. Ambas causas se sustancian actualmente en tribunales federales de Lomas de Zamora y Chascomus.

La primera tiene al juez Juan Pablo Auge investigando espionaje ilegal a Cristina Fernández y como operaba una organización criminal con inserción en el Estado Nacional y Provincial conocida como la banda de Súper Mario Bros. Aquí, Auge debe definir sobre el pedido de 38 procesamientos pedidos por los fiscales (entre ellos Darío Nieto el secretario privado de Macri). En tanto que la Cámara Federal de La Plata ya confirmó, en diciembre, los procesamientos de los exjefes de la (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la actual vicepresidenta Cristina Kirchner en 2018.

La segunda tiene al juez Alejo Ramos Padilla investigando espionaje ilegal por la AFI entre 2016 y 2017 bajo el denominado “Proyecto Amba”. Dictó el procesamiento en diciembre del fiscal federal Carlos Stornelli por los delitos de asociación ilícita, violación de la ley de inteligencia, coacción e incumplimiento de los deberes de funcionario público. En esta causa se encuentra detenido al falso abogado Marcelo D’ Alessio.

En el último día del 2020 el camarista Martín Irurzun falló en favor de una petición realizada por Arribas al señalar que las causas deben continuar en los tribunales de Comodoro Py, mucho más amigable a los intereses del macrismo. Una resolución que, apelada, deberá ser ratificada o no por la Cámara de Casación.