Susana Giménez contrató un vuelo privado y se fue el último sábado a Uruguay con un permiso formal de salida del país, pero no podrá volver hasta que se levante la cuarentena.

La popular animadora televisiva justificó su viaje para establecerse en su residencia La Mary de Punta del Este porque «después de 65 días encerrada en mi casa sola tenía derecho a venir acá donde tengo personal que pagar, perros, animales». Así se lo manifestó al canal TN, explicando «pedí permiso por supuesto, porque sino no te dejan entrar. Pedí mi permiso por residencia, porque tengo casas acá» y también ironizó que «llené más papeles que si hubiera ido a Rusia durante el comunismo».

Gimenez también remarcó que tenía miedo que el gobierno siga extendiendo el aislamiento obligatorio, «Acá (Uruguay) no hubo muchos casos, al principio sí estaba de acuerdo, cómo no si dicen que eso es lo que evitaba el contagio. Pero 65 días me parece que ya está. Tengo miedo de que digan 15 más».