El incidente ocurrido días atrás con una formación de subte en la estación Independencia de la Línea E podría haber tenido consecuencias mucho peores. Así lo sostienen representantes de los trabajadores del sector al destacar que, si el descarrilamiento hubiese ocurrido en el túnel o al cruzarse con otro tren de sentido contrario, podría haber sido una tragedia.

La advertencia gremial enciende las alarmas ante la falta de inversión que se observa en el Subte de la Ciudad. En este marco legisladores porteños del Frente de Todos se reunieron en las últimas horas con Metrodelegados para conversar sobre la desinversión y falta de planificación en este medio de transporte. «Lo más urgente es la renovación de la flota. Deben retirar todas las formaciones con amianto que son obsoletas, como la que descarrilló», dijo Roberto Pianelli, titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro, en la reunión con los diputados Claudio Ferreño, Cecilia Segura y Javier Andrade.

La colisión ocurrió cuando se produjo la rotura de las ruedas del coche, haciendo que el tren se salga de las vías y colisione con el borde del andén en la estación Independencia.