Después de varias jornadas en los que el Banco Central vendió más de 400 millones de dólares para contener el alza de la cotización de la moneda estadounidense, Sturzenegger aseguró que “en las últimas semanas intervenimos como lo hicimos esporádicamente en los dos últimos años»

«No hay nada de particular o extraño. En los últimos tres meses el tipo de cambio se movió en forma significativa, pero no hay perspectiva de que se mueva en el resto del año”. Las declaraciones del titular del Banco Central fueron realizadas este domingo durante el encuentro del Instituto Internacional de Finanzas, que comenzó ayer en un hotel porteño, como parte de las reuniones del G20. Federico Sturzenegger remarcó también que “la perspectiva de crecimiento económico es muy, muy sólida” y confió en que “el proceso de desinflación se hará más evidente a partir de mayo o junio”.