Las Comisiones asesoras de Planeamiento Urbano y Presupuesto escucharon este mediodía a dos funcionarios del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos -ORSNA- que brindaron un informe sobre el Plan Maestro de mejoras en el Aeroparque «Jorge Newbery» de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y dieron especificaciones respecto al proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo que propicia la ratificación de dos protocolos acordados entre el gobierno porteño y la nación.

El gerente de Operaciones y Seguridad Aeroportuaria, Pedro Pages y el arquitecto Juan Manuel Fantinelli aportaron explicaciones a los diputados que estudian el proyecto enviado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Los funcionarios destacaron que entre abril de 2018 y marzo de 2020 se quitará el actual estacionamiento a cielo abierto del sector norte que alberga a 1.200 automóviles y allí, sobre 1.650 metros de largo por 80 de ancho, se construirán cinco estaciones para aeronaves. Además, se procederá a rellenar parte del Espigón Dorrego para construir 620 cocheras soterradas en dos niveles con conexión por superficie. Que la obra abarcará 40.000 m2, 6,2 hectáreas, tiene estudios de AySA y de impacto ambiental.

El arquitecto Osvaldo Guerrica Echeverría, miembro de la Asociación Amigos del Lago de Palermo, se hizo presente en el plenario y advirtió respecto al marco legal en que se inscribe el proyecto, es decir, «en qué normativa se basan, por ejemplo, autorizaciones y términos de la ocupación de tierras donde funciona el Aeroparque, la dispuesta para ampliación y el relleno costero e incluso evaluaciones con respecto al cambio climático». Afirmó que «las tierras en que se asienta el Aeroparque son dominio público de la Ciudad de Buenos Aires, con un último plazo de concesión de la ex MCBA a la Fuerza Aérea Argentina vencido el 15 de marzo de 1990 y no renovado». Y concluyó sosteniendo que «por estar involucradas en la cesión a la Nación, 12 hectáreas de dominio público de la Ciudad y por tratarse de una modificación al Código de Planeamiento Urbano el que se estudia es un proyecto de ley que exige 40 votos afirmativos y procedimiento de doble lectura».