Los familiares del submarino ARA San Juan, desaparecido en las aguas del Océano Atlántico desde el 15 de noviembre, se mantienen encadenados en la Plaza de Mayo. Así están desde hace 13 días reclamando que el gobierno nacional reinicie la búsqueda del submarino.

Quienes reclaman en la histórica plaza pasan frío, se cubren de la lluvia con improvisados toldos y se encuentran rodeados de pancartas con frases escritas que apuntan a la responsabilidad de los funcionarios del gobierno en la desaparición y falta de preocupación por continuar buscando la nave. Marcela Moyano, la esposa del submarinista Hernán Rodríguez, muestra fortaleza, “estamos como el día uno el gobierno sabe lo que estamos pidiendo. Necesitamos una empresa que tenga la experiencia que tiene que tener para buscar un submarino. Acá nos vamos a quedar hasta que el gobierno nos dé una solución”. Los familiares piden la renuncia del ministro Aguad y que lo imputen como uno de los responsables de la tragedia en la causa judicial que lleva la jueza federal de Calena Olivia, Marta Yáñez.