Con dos temas centrales que arrastran polémicas la legislatura porteña sesionará este jueves buscando hacer ley la enajenación por parte del Poder Ejecutivo de inmuebles, ubicados en el Barrio Padre Mugica; y la transferencia de jurisdicción del servicio público de distribución de energía eléctrica a la Provincia de Bs. As. y a la C.A.B.A.

Para el primero, habrá movilización de vecinos del barrio de Retiro que se oponen al proyecto entendiendo que a través del mismo quieren vender las propiedades de vecinos que viven ahí desde hace más de 70 años. Consideran que se trata de otro negocio con la obra pública. Esta propuesta fue puesta en marcha a principio del año pasado cuando el gobierno nacional autorizó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado a transferir a la Ciudad inmuebles por un monto equivalente a 175 millones de dólares. Esto a cambio que el gobierno porteño se haga cargo de la última etapa del Paseo del Bajo obra recientemente inaugura. Algunos de esos predios o inmuebles están dentro del barrio Mugica, conocido también como Villa 31. En el segundo proyecto de ley, que tratará este jueves la legislatura, se busca aprobar el acuerdo con Nación para trasladar el traspaso de las distribuidoras Edenor y Edesur a la jurisdicción porteña. El conflicto subyace con el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que continuará sus funciones de control del transporte de energía eléctrica y de agentes del mercado; pero cederá el personal dedicado al seguimiento de la distribución al nuevo ente. Esto ha generado incertidumbre en el personal afectado (serían alrededor de 200) por la continuidad de los puestos de trabajo. Agremiados a ATE los trabajadores se movilizarán buscando respuestas a ese interrogante.