Tal como lo había adelantado el Ministro de Salud de la Ciudad, Ferrán Quiros, la ciudad de Buenos Aires también se sumó a los estados provinciales y municipios que decretaron la utilización del barbijo obligatorio para circular por la geografía porteña.

La medida comenzará a regir como tal desde este miércoles como medida para frenar el contagio de coronavirus. La protección que se debe utilizar tendrá que cubrir la nariz y la boca para poder ingresar y permanecer en locales comerciales, dependencias de atención al público y en medios de transporte públicos en el ámbito de la Ciudad.

La resolución también señala que queda prohibió la comercialización al público de los barbijos N95, que quedan reservados para quien acredite ser profesional o personal de salud.