Con 59 votos afirmativos quedó aprobada por unanimidad en el Senado el proyecto de ley conocido como Micaela que propone la creación del Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres con el objetivo de “capacitar y sensibilizar” a todos los funcionarios públicos, que integran los diferentes niveles del Estado. 

En su tratamiento en la cámara baja el proyecto obtuvo 171 votos a favor y uno en contra que fue del salteño Olmedo. La propuesta llega en un momento de gran protagonismo social de las mujeres a partir de denuncias públicas relacionadas con el abuso de poder y maltratos. El proyecto lleva el nombre de Micaela García, una joven de 21 años que fue violada y asesinada a la salida de un boliche, en Gualeguay, por un hombre que ya tenía antecedentes de ataques sexuales.