A contramano de los dispuesto por el presidente Alberto Fernández, nueve provincias decidieron no autorizar a sus habitantes las salidas a caminar por una hora en un radio cercano a los 500 metros del domicilio personal.

Cuatro de sus gobernadores, Axel Kicillof (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Omar Perotti (Santa Fe) y Juan Schiaretti (Córdoba), mantuvieron una ronda de consultas en las últimas horas y después publicaron un comunicado en común expresando que las salidas recreativas no serán una cuestión librada a la responsabilidad de cada uno, como había planteado el sábado Alberto Fernández, consideran que la cuarentena no puede distenderse. Más tarde adhirieron también los mandatarios de Tierra del Fuego, Corrientes, San Luis, Misiones y Tucumán.

El artículo 8 del DNU publicado este domingo dice que «las personas que deben cumplir la cuarentena podrán realizar una breve salida de esparcimiento, en beneficio de la salud y el bienestar psicofísico, sin alejarse más de 500 metros de su residencia, con una duración máxima de 60 minutos, en horario diurno y antes de las 20 horas».