Unas 300 familias del barrio Mugica están sin agua desde mediados de año pasado. Así se lo hicieron saber a un grupo de legisladores porteños que se acercaron para escuchar el reclamo de los vecinos que solicitan medidas urgentes, al gobierno de la Ciudad, para que resuelva la falta de servicio de agua que vienen padeciendo desde julio pasado. Afirman que el gobierno porteño no terminó las obras correspondientes.

“Hay dos empresas que deberían brindar el servicio de agua en camiones cisterna en caso de emergencia (Dasa y Ashira) y lo hacen de manera insuficiente”, manifestaron. AYSA es el concesionario del servicio en la región metropolitana, sus cañerías solo llegan hasta la entrada del barrio desde donde el gobierno porteño debe hacerse cargo del tendido de red,” esas obras son las que están detenidas” corroboraron los legisladores quienes aseguran que sucede al similar en otros asentamientos como la Villa Rodrigo Bueno, la 1-11-14 de Flores y la 21-24 en Barracas. En la recorrida por el barrio de Retiro estuvieron el presidente de bloque Frente de Todos, Claudio Ferreño, junto a los legisladores María Bielli, Javier Andrade, Claudio Morresi y la comunera, Sofía González.