En línea a marcar una huella firme que determine los riesgos que acarreará a quienes intenten futuros endeudamientos para el país, el Gobierno nacional promulgó este miércoles la ley 27.612, de Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública, que establece, entre otros puntos, que el endeudamiento en moneda extranjera bajo ley extranjera, y con prórroga de jurisdicción, requerirá autorización del Congreso de la Nación.

«Esta ley cuida a nuestra Argentina. Desde hoy, todo acuerdo con el FMI o endeudamiento externo con títulos públicos deberá ser aprobado por el Congreso y debatido de frente a la sociedad. Evitar las crisis de deuda que condicionan el futuro de nuestra gente es política de Estado», sostuvo el ministro Guzmán tras la aprobación de la norma en el parlamento nacional, aprobada con 233 votos que fueron aportados por el del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, los interbloques Federal, el Movimiento Popular Neuquino, y Acción Federal. Solo los dos monobloques de los representantes de la izquierda rechazaron la propuesta