La Quinta de Olivos fue el escenario de acaloradas reuniones de los más altos funcionarios del gobierno nacional y el presidente Mauricio Macri. La jornada estuvo atravesada por rumores de cambios en el gabinete, una sugerencia que le hicieron llegar al propio primer mandatario para que la ofrezca como mensaje de cambios que serán anunciados en las próximas horas. El Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodriguez Larreta, se encargó de desmentir lo que a él se refiere, descartando que vaya a ocupar un lugar en el gabinete nacional. Voceros del Presidente dejaron trascender que Macri analiza cambios, pero aun no los tiene definidos. Posiblemente el fin de semana existan anuncios, de lo contrario se esperará el resultado del encuentro que tendrá el Ministro Nicolás Dujovne el próximo martes con Christine Lagarde, la titular del FMI, en Washington. En medio de la corrida cambiaria Macri se apresuró a anunciar la llegada de más dólares, como parte de un adelanto de lo acordado con el organismo internacional. Ese anuncio no cayó nada bien en Washington, ya que solo se había recepcionado el pedido, pero no estaba aprobado por la cúpula del Fondo. Un error grosero que se completó con la respuesta que los principales jugadores del mercado cambiario le dieron al Presidente, haciendo subir el dólar inmediatamente después de su palabra de $33 a $34,50. Para empeorar el panorama, al día siguiente, el jefe de Gabinete Marcos Peña, completó la performance dialéctica del gobierno lanzando culpas sobre el pasado, destacando que el plan no fracasó. Recibió un bofetada peor, el dólar llegó a orillar los $42. Llovieron críticas puertas adentro de Cambiemos y una ligera reprimenda pública de la gobernadora Vidal intentando desprenderse de la debacle. Aunque él no la tuvo tanto, Macri le pidió prudencia a todos los que desfilaron por Olivos este viernes. Algunos le sugirieron cerrar Ministerios, otros que no ajuste más sobre la gente y vulva a las retenciones. No faltaron quienes llevaron lo que el Presidente ya sabía, la lista de los principales operadores de la corrida bancaria. Figuraban un par de empresas tocadas por la causa de la fotocopias de los cuadernos, fueron las que compraron 10 millones de dólares apenas concluyó el mini mensaje presidencial del miércoles. Integrantes del equipo económico le comunicaron al Presidente que el FMI adelantó que pedirá mayor ajuste, lo más cercano a déficit cero en 2019. Hay clima de resignación, una mala señal del Fondo recalentará el clima en la city. El viernes presidencial se cerró con la preocupación de saber si habría algún estallido social, teniendo en cuenta los cacerolazos aislados ocurridos en Rosario, La Plata y Mar del Plata el jueves a la noche, y el intento de saqueo a supermercados en Mendoza y Chubut. El fin de semana será de intenso trajín.