La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) aprobó la fusión entre Cablevisión y Telecom que pasará a ser el mayor holding de multimedios del país.

En los argumentos se le recomienda al ente nacional regulador de comunicación (ENACOM) que se encargue de garantizar las condiciones de competencia. La autorización de semejante fusión viene recibiendo críticas desde distintos sectores señalando que representa un enorme riesgo para la libre competencia que podría incluir la libertad de expresión. Para amortiguar estas observaciones la Comisión ordenó que deberán desprenderse de, aproximadamente, 144 mil clientes en 28 localidades de todo el país que incluyen las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Misiones.  Además, estipula una demora de entre seis meses y doce meses, según la región, para que la nueva compañía fusionada pueda brindar sus servicios a través de la modalidad cuádruple play. Obliga a Telecom a proveer servicios mayoristas de internet residencial mediante una oferta de referencia, para que otros operadores puedan prestar el servicio usando su red. También recomienda a la autoridad regulatoria (ENACOM) agilizar la devolución del excedente de espectro y prohibir su uso por parte de la nueva empresa.