Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), demandó al Metro de Madrid por la venta «ilícita» de los vagones con asbesto, un material cancerígeno, y pidió un resarcimiento de 15 millones de euros. Según adelantó la agencia Telam se trata de un reclamo judicial de 84 páginas asegurando que la venta de los 6 vagones en 2011, que luego fueron destinados a la línea B del subte porteño, se trató «de una actuación incalificable, ilícita, irresponsable y de mala fe» por parte del Metro de Madrid. Sbase adquirió los trenes de segunda mano del subte madrileño, los CAF 5000, que habían sido fabricados en los años 70, cuando el amianto no estaba prohibido. En febrero de 2018 salió a la luz que los vagones vendidos tenían amianto o asbesto, un mineral cancerígeno que está prohibido en más de 50 países desde hace casi 20 años y en Argentina desde 2001.