El comunicador Daniel Santoro se presentó este miércoles en el Juzgado Federal de Dolores donde estuvo cinco horas declarando ante el juez Alejo Ramos Padilla, en la causa por presunto espionaje y extorsión por la que está detenido el falso espía Marcelo D’Alessio.

Al ingresar remarcó, ante los cronistas que lo esperaban, que defendería la preservación de sus fuentes de información. No hizo falta, al salir reconoció que Padilla no preguntó por ellas. El comunicador de Clarín aseguró que es “ajeno a los delitos que le imputan”, que tuvo un trato respetuoso del juez a quien le respondió todas las preguntas relacionados a su relación con D’Alessio. Ramos Padilla sospecha que Santoro pudo haber actuado en complicidad con el detenido por extorsión. «Expliqué que soy ajeno a todos los delitos que pudo haber cometido D’Alessio», señaló respecto a ese punto.