La carrera por ser el primero en presentar una vacuna contra el coronavirus mezcla intereses cruzados de distintos países y laboratorios de todo el mundo. El presidente ruso, Vladimir Putin, durante una videoconferencia con miembros del gobierno retransmitida por la televisión señaló que su nación ya ha realizado la presentación formal de una vacuna que fue bautizada «Sputnik» en honor al satélite artificial lanzado al espacio en 1957 por la Unión Soviética. Putin aseguró que la vacuna es de «inmunidad duradera y bastante eficaz”, destacando que su propia hija la recibió.

Primeriar con anuncios como el realizado por Putin en las últimas horas, no solo representa posicionarse en la primea fila para resolver el conflicto pandémico que abraza al mundo desde hace un año. Es, también, una demostración de avance científico de los países que están en carrera y la promesa de tener una fuente de recursos millonarios. China propone la suya, Coronavac, que está en prueba en varios países como Brasil, que fue la primera nación en el mundo donde se iniciaron este tipo de pruebas con 20 mil dosis que empezaron a ser inyectadas el 21 de Julio.

Estados Unidos busca el freno al Covid 19 a través de los laboratorios Pfizer y Moderna junto a la compañía alemana Biontech. Esta vacuna es la que comenzó este lunes a experimentarse en nuestro país. Los primeros voluntarios ya se la aplicaron en el Hospital Militar Central. Otro laboratorio estadounidense, Novavax, anunció resultados prometedores de sus ensayos. Difundió que su vacuna experimental contra el covid-19 provocó una respuesta inmune robusta en su etapa inicial de prueba. El gobierno de Estados Unidos le otorgó 1.600 millones de dólares para desarrollar y financiar la vacuna.

Alemania, Francia e Italia suscribieron un contrato para el suministro de 400 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus que está desarrollando la farmacéutica AstraZeneca tras una investigación en la Universidad de Oxford.

Un laboratorio francés, Sanofi, también desarrolla su propia vacuna pero lo hace en Estados Unidos lo que ha generado la advertencia de Emmanuel Macron recordándole al laboratorio francés que deberá distribuir la vacuna sobre la que está trabajando en Francia y no en Estados Unidos.