El diputado Nacional Agustín Rossi auguró que “la primera decisión del gobierno nacional y popular el 10 de diciembre de 2019 tiene que ser derogar la reforma previsional que aprobó el gobierno de Mauricio Macri, porque es una reforma ignominiosa para los jubilados, pensionados y trabajadores argentinos. Está pensada desde el banco Mundial porque busca que la tasa de sustitución en el futuro sea del 40%”. El legislador peronista marcó esta iniciativa oficial como el principio de un descontento popular. “En diciembre del año pasado, cuando debatimos la reforma previsional, se generó un punto de inflexión en la argentina. Los argentinos empezaron a descreer a tomar distancia del gobierno del presidente Macri “. Rossi definió como perversa la reforma jubilatoria en una charla que realizó este lunes en un local de Unidad Ciudadana en la localidad bonaerense de Tandil. Allí analizó la situación nacional sentenciando que el estado de derecho está en jaque en nuestro país. “En la argentina tenemos 28 presos políticos, los medios de comunicación críticos están acosados, los periodistas con pensamiento crítico encuentran pocos lugares donde trabajar. En la Argentina hay un sector del poder judicial que está al servicio del poder político y encabeza, como el estilete más incisivo, esta campaña persecutoria a la dirigencia política. La utilización de la prisión preventiva como herramienta de persecución política es terrible. Acá te inventan una causa, cualquier servicio de inteligencia te la puede inventar, cualquier juez creativo te procesa. La hubiesen metido presa a Cristina sino tendría fueros, porque la estrategia del gobierno en estos dos años fue aislar al kirchnerismo, y no lo han logrado”.