Legisladores de varios de los bloques que conviven en la legislatura porteña, junto a diversas ONG y cooperativas de recicladores urbanos, realizaron una conferencia de prensa este miércoles para denunciar maniobras del gobierno de la ciudad para modificar la ley de basura cero, que rige desde 2006, y permitir el regreso a los procesos de incineración de los desechos.

El proyecto se tratara este jueves en sesión ordinaria. “Denunciamos un escandaloso documento elaborado por el gobierno de la Ciudad donde analiza cómo hacer pasar una ley altamente repudiada. En esos documentos el gobierno reconoce que la incineración que propone traerá problemas de salud en la población”, resaltó la diputada Miyriam Bregman. En la reunión se mostró documentación reservada donde se señala, entre otras anormalidades, la posibilidad de conseguir el apoyo de periodistas a cambio de pauta publicitaria. Mauro Fernández de Greenpeace definió la propuesta de incinerar los residuos como una regresión, “porque no se han logrado los niveles de reciclaje que plantea la ley. El proyecto es más un avance semántico que otra cosa. Lo llaman termo valorización energética, pero es quema de basura.”

En respuesta a las críticas, la legisladora del PRO Mercedes de las Casas, declaró que las mismas esconden una intencionalidad política, y defendió la incineración de la basura destacando que existen equipo modernos que no contaminan poniendo como ejemplo la ciudad de París.