Ante el pedido de juicio político al juez Alejo Ramos Padilla por el Poder Ejecutivo de la Nación, la agrupación judicial Justicia Legítima, que preside Jorge Eduardo Auat, emitió un comunicado rechazando “enfática y republicanamente lo que es un verdadero baldón para la democracia”.

El comunicado señala: “Sin duda que esa denuncia ya se muestra en forma evidente como metodología habitual cada vez que se rozan intereses del poder. El peligro de su naturalización es su consecuente disciplinamiento hacia todo el poder judicial, comprometiendo pilares fundamentales de la República”.