El país cuenta con 47 universidades públicas y gratuitas que dependen del Ministerio de Educación de la Nación, varias están ubicadas en el Gran Buenos Aires, como la de San Martín, La Matanza, Tres de Febrero, Hurlingham, Lanús, Lomas de Zamora, Quilmes, General Sarmiento, Avellaneda o Arturo Jauretche de Florencio Varela. Un relevamiento, de estas últimas, dan cuenta que 204 mil personas cursan sus estudios ahí, representando el 14% del total de la población universitaria del país.

En la Jauretche, donde asisten más de 20 mil alumnos, se pueden estudiar carreras relacionadas con ingeniería y agronomía, salud y ciencias sociales y administración. Las universidades del conurbano bonaerense comenzaron a crearse en los años noventa, bajo la presidencia de Carlos Menem, pero su cantidad creció mucho más en los años que gobernaron Néstor Kirchner y Cristina Fernández cuando se crearon diez.

Las declaraciones de la Gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en relación a que los pobres no acceden a las universidades, no solo se contraponen con la realidad que presentan estas nuevas universidades, también generaron repudios como el del Consejo Superior de las Universidad Pedagógica Nacional que emitió el siguiente comunicado: “En relación con las declaraciones públicas vertidas por la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Lic. María Eugenia Vidal, referidas al rol de las Universidades Públicas en territorio bonaerense, el Honorable Consejo Superior de la Universidad Pedagógica Nacional (UNIPE) rechaza de manera categórica lo expresado por dicha funcionaria. Reafirmamos que la UNIPE basa su proyecto institucional en la convicción de que la Educación Superior es un bien público social, un derecho humano y universal y un deber del Estado, principio refrendado por las universidades de la región en la Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y el Caribe (2008)”.