Por la decisión del Gobierno nacional de congelar el precio de venta del crudo, afectando a la recaudación provincial de regalías petroleras, lo gobiernos provinciales de Río Negro y Neuquén recurren a la justicia, con una presentación ante la Corte Suprema, para desandar esa determinación asegurando que se trata de una medida anticonstitucional.  El gobernador de Río Negro, Alberto Wereltinek, calcula que la determinación d Macri representa afecta 580 millones de pesos, señlando que «el DNU que impugnamos modifica inconstitucional y arbitrariamente el precio de las operaciones de venta de petróleo crudo y –consecuentemente- la base de cálculo para la liquidación y pago de las regalías petrolíferas e impuesto a los Ingresos Brutos que deben las concesionarias de explotación de la Provincia de Río Negro”. Los gobernadores provinciales no son los únicos quejosos por esta determinación, las empresas petroleras también están reclamando por vía judicial mientras mantienen un canal abierto de comunicación con el gobierno nacional.