Legisladores del Frente de Todos del parlamento porteño presentaron un proyecto de Ley para declarar a la Escuela Taller del Casco Histórico como bien integrante del Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. La preocupación del principal bloque de oposición está centrada la intención del gobierno de demoler el edificio de la escuela sito en la calle Brasil al 200. Aseguran que “el sábado 25 de Julio, personal de una empresa de mudanzas irrumpió en el lugar, violando una medida cautelar dispuesta por la Justicia”.

En los considerando el proyecto señala que “la destrucción del edificio supone la pérdida de un patrimonio muy valioso y una nueva afectación del casco histórico con fines puramente especulativos”. El diputado Matías Barroetaveña, autor de la propuesta, comentó que “el edificio debe ser conservado porque es un vestigio de la arquitectura industrial de principios de siglo XX, muy característica de la comuna 1.”

En la actualidad la Escuela Taller vale en sí misma motoriza, dentro del propio casco histórico, todo tipo de actividades culturales, recreativas impulsadas por su alumnado y su cuerpo de profesores y profesoras, lo que le permitió ir construyendo un dinámico intercambio que consolida la identidad barrial.