La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario rechazó el amparo interpuesto por la empresa Geri SA (Instituto Geriátrico Riglos) e hizo lugar al recurso interpuesto por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que ordena la realización de PCR semanales en geriátricos porteños.

La empresa inició un proceso de amparo contra el gobierno porteño con el objeto de peticionar 72 test rápidos PCR semanales para las personas que trabajan y residen en el geriátrico. Lo hizo impugnando los protocolos elaborados por las autoridades para los establecimientos geriátricos, que prevén la realización de test del tipo PCR solo ante la presencia de ‘casos sospechosos’ y establecen la obligación de contar con personal suplente para cubrir bajas por enfermedad.