La oposición dio un primer paso en el Congreso nacional para frenar los tres recientes Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) firmados por el presidente Mauricio Macri relacionados con la extinción de dominio, privatización de frecuencias de Arsat y la creación de la Agencia de Deporte Nacional, en reemplazo de la Secretaría de Deportes.

La comisión bicameral Permanente de Trámite Legislativo los debatió y rechazó tras una ajustada votación que terminó empatada en 8 y la desempató el titular de Marcos Cleri (FpV). Ahora, los DNU serán tratados en diputados y senadores y de ratificarse la votación negativa serán anulados. En general, quienes votaron por la negativa, además de argumentaciones individuales para cada uno de los tres DNU, coincidieron en plantear que es muy riesgoso en democracia abusar de este derecho que tiene el presidente, más aún cuando no hay una necesidad ni urgencia manifiesta. «No podemos permitir que el Ejecutivo a través de un DNU legisle en materias que están en tratamiento actualmente en el Congreso. El DNU tira por tierra un debate parlamentario serio sobre industria satelital que aún está en tratamiento hoy en diputados” planteó la senadora salteña Cristina Fiore del Partido Renovador de Salta (foto).