«Es una locura total. No entienden el peligro. Una acción de ese tipo puede generar un caos en el subte. Están manejando una violencia inconcebible», así se manifestó este miércoles el secretario general de los metrodelegados, Roberto Pianelli, en diálogo con El Destape Radio, respondiendo a la propuesta anunciada por Diego Santilli, que ratificó la utilización de las pistolas eléctricas Taser en las estaciones del subte.

El vicejefe porteño, que está cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad tras la renuncia de Martín Ocampo, resaltó que el arma “será una herramienta más para reducir al delincuente en un ambiente más controlado y cerrado, como es el subte”. El delegado gremial afirmó que el sindicato va a comenzar una campaña para alertar a los usuarios de esta situación y no descartó medidas de fuerza como una forma de expresar el repudio a la utilización de armas en un ámbito cerrado como son las redes de subterráneos. “Este no es solo un problema de los trabajadores, sino de todos, incluyendo los usuarios”, afirmó Pianelli. Las Taser son una pistolas que provocan una descarga eléctrica que paraliza a quien la recibe. Son muy cuestionadas en todo el mundo por distinto tipo de organizaciones. Con el aval de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se adquirieron 300 que podrán ser utilizadas en la Capital Federal. Santilli defiende su utilización afirmando que se trata de un arma no letal, aunque podría serlo de acuerdo a las características de quien recibe esa descarga que podría ocasionarle un paro cardíaco. Organismos de derechos humanos aseguran que se trata de una herramienta de tortura.