Tras ser autorizados por los gobiernos nacional y de la provincia de Buenos Aires, el intendente de La matanza autorizó la reapertura de 53 fábricas ubicadas dentro de su distrito, el más grande del país con casi 2 millones de habitantes. Entre ellas se encuentran la planta de Mercedes Benz ubicada en la localidad del Virrey del Pino, y Acindar que tiene la suya en La Tablada. El resto de las industrias son autopartistas, de la industria del plástico, químicas, del sector metalúrgico, textil, y calzado, entre otros.

En un comunicado el municipio detalló que las empresas habilitadas a retomar sus tareas, después de dos meses de estar inactivas, se comprometieron «bajo declaración jurada al estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios que corresponden a sus actividades», y también a hacerse cargo del «traslado de sus empleados para que no utilicen el transporte público, a tomarles la temperatura al ingresar al personal y a realizar el registro de la limpieza en las instalaciones».