A las denuncias judiciales que impulsó el fiscal Marijuán por el decreto del gobierno que traslada un aumento extra en la tarifa de gas, a pagar en 24 cuotas a partir de enero, para compensar a las empresas proveedoras de este servicio, se van agregando planteos que surgen desde el parlamento para revertir la injusta medida.

Un proyecto firmado por diputados de los bloques del Frente Para la Victoria, Frente Renovador y Argentina Federal ya fue presentado en la cámara baja para aprobar la derogación del decretazo. Ya existe otro en Senadores presentado por Cristina Fernández. Las críticas también llegan desde dentro de la alianza gobernante. El radicalismo hizo llegar su desacuerdo a través de distintos voceros. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, en un reportaje radial señaló: “Me sorprende que ahora haya que pagar deuda con interés. No comparto, ya las boletas han venido muy elevadas. Y si bien se mantiene la tarifa social en todo el país creo que la clase media, que es la base electoral del Gobierno, está siendo fuertemente impactada”. El embate es tan fuerte que el propio Presidente Macri salió a defender los aumentos y al propio titular de la Secretaría de Energía, Javier Iguacel. En su cuenta de Instagram el Jefe de Estado señaló: “Me da bronca cómo alguien puede creer que a uno le gusta aumentar el valor de la energía o que se encapricha y, por eso, lo aumenta. Se lo aumenta porque es lo que vale”.