El egoísmo y el desprecio de clase estampó en las últimas horas su sello en Tandil. Buscando evadir el decreto presidencial del aislamiento obligatorio un vecino del Country «Sierras del Tandil» fue infraccionado por tratar de ingresar a la mucama escondida en el baúl de su auto.

El vecino fue denunciado por el personal de seguridad del barrio tras lo cual se apersonó al lugar personal policial y el fiscal fue notificado para que inicie las acciones judiciales correspondientes. Así lo informó Radio Tandil que detalla en su sitio web que “el sistema de seguridad del barrio cerrado sólo revisa los autos de las visitas. Los vecinos del country no tienen que pasar por ese control. El miembro del barrio cerrado, tuvo en cuenta este dato e ideó la manera de ingresar a la trabajadora para que cumpliera el servicio doméstico en plena cuarentena”.