El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó este lunes, “lo que pasó no fue bueno” en relación a lo sucedido en la ciudad este fin de semana en bares y restaurantes rehabilitados y desbordados por clientes que en la mayoría de los casos no respetaron el distanciamiento social. Quirós, que recibió duras críticas por haber apoyado la movilización anticuarentena del 17 de agosto último, volvió a realizar las recomendaciones para quienes van a estos lugares, “tenemos que aprender a convivir y cuidarnos ya que tenemos muchos meses, todavía, por delante”.

En el marco expansivo de contagios Quirós informó que “hemos alcanzado 103.079 casos confirmados en la Ciudad de Buenos Aires, pudimos dar 31.073 altas institucionales, han fallecido 2.548 personas, lo que hace una letalidad de 2,5%”. A su vez, señaló que “llevamos hechas 425.621 PCR, 62% lo hemos hecho a ciudadanos que viven en la Ciudad, los cuales han tenido una positividad de 41%, lo que hace una tasa de testeos cada 100.000 habitantes de la Ciudad de 8.548”.