Mientras Larreta y Kicillof buscan acordar los términos para la próxima etapa del aislamiento, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aseguró este lunes que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires no está «imaginando liberar reuniones sociales, y menos en espacios cerrados». En tanto, Diego Santilli señaló que a partir del 18 de julio se «debería empezar a recuperar comercios esenciales e industrias con protocolo» e, incluso «la actividad deportiva», para regresar a una fase similar a la 3 pero en forma «paulatina, gradual y escalonada».

La apertura de comercios y el regreso a salidas recreativas deportivas, está en la agenda del gobierno porteño para la nueva etapa. Intendentes bonaerenses, que también leen la saturación de la gente a mantener un aislamiento que estuvo lejos de ser estricto en esta última etapa, están pidiendo que haya una única política sanitaria para el AMBA. Ese es el planteo del propio gobernador en las negociaciones con su par porteño.