El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó este lunes en su informe matutino que ya pasó el peor momento relacionado a la cantidad de casos de coronavirus en la ciudad de Buenos Aires. Según el funcionario ese momento » fue a comienzos de agosto», pero aclaró que todavía habrá que transitar «un camino de descenso» que -estimó- será «lento» ya que se mantiene «una meseta alta de casos» con unos 1.100 contagios diarios. Quirós señaló esto pese a que la semana pasada la ciudad estuvo por encima de ese promedio con un días que la cifra llegó a trepar por encima de los 1.500 nuevos casos.