El ministro de Salud porteño, Ferrán Quirós, anticipó que es necesario disminuir los encuentros sociales y también aquellos que se producen en la nocturnidad para contener el crecimiento notable que está teniendo la segunda ola de la pandemia.  «Las medidas aun no están decididas», aseguró el funcionario en conferencia de prensa este miércoles y evitó responder sobre las diferencias que mantienen con el gobierno nacional y provincial respecto de los nuevos controles sanitarios que se se anunciarán este miércoles desde Casa Rosada. De todas formas Quirós dejó en claro, a reiterarlo en varios pasajes de la reunión con los medios, que la Ciudad acompañará restricción horaria para desarrollar tareas o transitar en la nocturnidad. El 60% de los 20.870 nuevos contagiados pertenecen al AMBA, es decir a la ciudad y Gran Buenos Aires.