Con los contagios e internaciones por Covid en permanente ascenso el gobierno de la ciudad mantiene las clases presenciales. Los gremios docentes porteños Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) realizan este viernes la quinta jornada de paro en la ciudad de Buenos Aires, en rechazo de «la violación del decreto presidencial por parte del Gobierno porteño y su exigencia de presencialidad en las aulas».

Los gremios confirmaron la noche del jueves a Télam las nuevas jornadas de paro en su rechazo a «la insistencia de Larreta para obligar a la presencialidad y al original fallo judicial que el jefe de Gobierno acató y celebró en contra de una ley nacional» (DNU). «La lucha de la comunidad educativa de la ciudad crece en defensa de la democracia, la salud y la vida y contra la presencialidad ilegal de Horacio Rodríguez Larreta. Solo un 5% de presencialidad hay en las escuelas», señalaron los dirigentes de la UTE.

Tanto UTE como Ademys cumplieron el jueves la cuarta jornada de huelga con elevado acatamiento, en tanto el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) -que lidera en el distrito Alejandra López- continúa el dictado de clases virtuales «en cumplimiento a rajatabla del decreto» oficial.